Una indemnización que no repara el dolor

15.000 euros: una indemnización ridícula para una muerte causada por negligencia: un caso de aporcentaje.com.

15.000 euros es lo que ha sentenciado un Alto Tribunal de este país por una muerte causada ,según la propia sentencia, por negligencia en la asistencia público sanitaria.

Un enfermero que se equivoca y coloca una sonda nasogástrica ( por la que se alimentaba a la anciana) en vez de en el estómago por la traquea de tal manera que la paciente fallece por broncoaspiración ( por ahogarse con el alimento que se le introduce).

Habíamos sido muy conservadores en el importe solicitado, justo lo determinado por el baremo de tráfico que se aplica a estos casos de manera habitual: se habían solicitado 71.000 euros por la edad avanzada de la paciente, que tampoco cubre el sufrimiento, el dolor y la impotencia que causa una muerte por negligencia, pero que en cualquier caso de alguna manera apunta más a una reparación por el daño moral. 15.000 euros es sin duda un importe ridículo que muchas veces pone en evidencia lo impunidad de las negligencias médicas

Leer el artículo completo en el siguiente enlace (LinkedIn)